Piedras, palos y setas

Cualquier excusa es buena para salir de la ciudad, pero si es para pasear por el monte en busca de setas allí estamos los primeros.

Buscando Setas en Gredos

Setas1

Pequeños montañeros dispuestos a todo y días nublados de otoño. Les miro a ellos y nos veo a mis hermanos y a mí, de pequeña mis padres nos llevaban todos los fines de semana al campo, hiciese Sol o lloviese. En los días de verano pasábamos el tiempo jugando a la sombra de los árboles, y en los días de otoño dábamos largos paseos buscando níscalos.

setas 2

Encontramos un sapo y cogimos una rana que Catalina quería traérse a casa, pero yo no estoy ahora para bichos, bastante tengo con ellos y el regalito que tendremos en mayo.

Siempre he tenido animales en casa, pero desde que soy madre algo ha cambiado en mi y sólo tengo ojos y manos para ellos.

Mi yo aventurero y arriesgado se quedó en el paritorio y de allí salió una nueva Mileva miedica y alerta veinticuatro horas al día. ¿Os ha pasado?

bosque-8

Ibamos preparados para la lluvia, para los charcos, para el frío. Ibamos dispuestos a pasar dos días maravillosos. Y así fue. Mis padres se apuntaron a nuestro plan. Dormimos en El Parador de Gredos, que fue el primer Parador que se construyó en España y comimos en El Rincón de Gredos, donde todo estaba riquísimo. Eso sí, raciones grandes para dar de comer a un regimiento.

setas 7

Óliver esta como loco por recolectar piedras y palos, a cada cual más grande y pesado. Como caminábamos cerca del río lo que más le gustaba era coger pidas y tirarlas al agua.

Mi madre les contó que había piedras mágicas que cambiaban el agua de color y es increíble la fuerza de la imaginación que hasta yo veía el agua con los dorados al tirar algunas piedras. Ellos entretenidos y él feliz en busca de su más preciado tesoro.

setas 8

Es curioso como algunas personas son felices con muy poco. Para él su vida es el campo, largos paseos y naturaleza. Imagino que por eso es capaz de pasar tantos días solo en medio de la nada; largos días de trabajo lejos de casa y de su familia,  pero cerca de su otra pasión que es el bosque. Y si puede tenernos a nosotros cogiendo setas en el campo…es el hombre más feliz del mundo. 

setas 9

¿Te gusta escaparte con tu prole? ¿Necesitas el campo o eres más urbanista como yo? ¿Dónde ha sido tu última escapada en familia? 

(Visited 494 times)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *