Cambio de Armario con Ikea!

¿Qué ocurre cuando se juntan el cambio de armario con el síndrome del nido? Pues que acabas poniendo patas arriba la casa y sacando un vestidor de donde sólo había trastos

Un Armario para mamá

ARMARIO VESTIDOR

 Con la llegada de un bebé todo gira en torno a él, hay que hacerle hueco que al final viene acompañado no de un pan sino de un montón de trastos que no sabemos dónde meter.

Lo más normal sería que con el síndrome del nido me hubiera dado por montarle una preciosa habitación a Tristán con papel en las paredes, esponjosas alfombras, una mecedora y un precioso móvil colgando del techo.

Como en esta casa lo de dormir solitos no lo practicamos, Tristán pasará de dormir conmigo a compartir con sus hermanos y como después de tres hijos creo que me merezco un espacio, he adaptado un pequeño  despacho que se había convertido en trastero en un increíble vestidor de la mano de Ikea

ARMARIO VESTIDOR  ARMARIO VESTIDOR

Hace tiempo que decidí sacar mi espacio de trabajo al salón, de esta forma podía trabajar sin aislarme de la vida familiar. Desde ese momento mi antiguo despacho comenzó a llenarse de trastos y papeles hasta el punto de no poder encontrar nada cuando se necesitaba.

Con el cambio de temporada, la llegada del bebé y mi necesidad de orden generada por el famoso síndrome del nido decidí darle un cambio total de aires y regalarme un nuevo espacio, algo para mí, que como madre también me lo merezco. 

ARMARIO VESTIDOR

Sacar todos los bártulos fue la parte más complicada, hacer limpia, tirar millones de papeles y guardar otros tantos.

Libros, apuntes y recuerdos se amontonaron de repente pidiéndome que los clasificara. Llevo fuera de casa casi 20 años desde que mes fui a estudiar a Inglaterra con 16 y allí salieron desde mis apuntes de historia de BUP hasta infinita colección de fotos de la adolescencia.

ARMARIO VESTIDOR

Tenía claro que necesitaba conservar una parte como archivo, no puede una deshacerse de tantas cosas en un par de días. Otras definitivamente tenían que quedarse. Para eso lo mejor fue poner una cortina que recordando los probadores de las tiendas y así tapar la estantería donde seguir guardando todos los papeles.

Corté y cosí las cortinas para adaptar el largo, pero perfectamente podía haberlas ajustado con las tiras adhesivas, ¡menudo invento! 

ARMARIO VESTIDOR

Con un par de espejos para darle profundidad, una mano de pintura y las cortinas colgadas aquello ya tenía otro aspecto.

ARMARIO VESTIDOR  ARMARIO VESTIDOR

Para el montaje de los rieles conté con algo de ayuda, pero no tenía mucha complicación, cuatro rieles, unas baldas y barras para colgar. ¡Vaya Cambio!

ARMARIO VESTIDOR    ARMARIO VESTIDOR

Elegí una alfombra para darle calidez. Como no podía ser de otra forma los tonos elegidos para el fueron todos grises. Las cortinas, la alfombra… 

Una vez vestido el suelo ya sólo me quedaba empezar a colocar.

ARMARIO VESTIDOR

El resultado no puede gustarme más. De una habitación triste y a un armario vestidor luminoso en el que apetece quedarse.

La alfombra y las cortinas lo vuelven acojedor hasta el punto que de ser una habitación pensada para mí es el lugar en el que sé que encuentro a los niños cuando les pierdo de vista. Tirados en la alfombra dando volteretas mirándose en el espejo.

Un cuarto pensado para mí y que al final disfrutamos todos.

ARMARIO VESTIDOR

Cuidando los detalles y encontrando un hueco para cada cosa. Más que un armario es un espacio que habla de mí, donde encontrarme.

Una selección de todo aquello que me gusta y una ayuda para vestirme más rápido aún si cabe cada mañana.

 

ARMARIO VESTIDOR

No quería dejar sólo la ropa y he aprovechado algunos espacios para combinar lo que más me gusta y desearle un sitio especial a mis libros de fotografía y de moda. 

ARMARIO VESTIDOR

Cuando tienes un estante sólo para las camisetas de rayas te das cuenta de que tal vez se te este yendo de las manos, pero a la vez me encanta. 

ARMARIO VESTIDOR

No ha sido difícil colocar las prendas por colores, es curioso lo monocromática que he podido volverme con los años.

ARMARIO VESTIDOR

Todo listo y no puede gustarme más el resultado, jamás imaginé que podría sacar tanto partido a este cuarto. Ahora tiene doble función y múltiples usos. Antes no había quien entrase.

Todas las fotos son de Momentos Petit. Gracias Cristina por echarme una mano y no asustarte con mis proyectos alocados.

ARMARIO VESTIDOR

¿Qué te parece el cambio?  ¿Te animarías a sacar todo lo que tienes en el trastero en un momento? ¿Qué es lo más loco que has hecho por culpa del síndrome del nido? 

 

(Visited 2.190 times)

2 Comments

  1. Marta Abril 6, 2017

    Me encanta el resultado. Has resuelto maravillosamente el espacio y de manera muy elegante, como todo lo que haces. ¿De dónde es la alfombra? Un besazo

    Responder
    • Mileva Mayo 9, 2017

      Hola Marta,

      Nosotras también nos merecemos tener un espacio, ¿no crees?
      La alfombra como todo es de Ikea, y es suuuuuper suave, a los niños les encanta tirarse e invadir mi vestidor 😉

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *